Los chicos por su nombre

1chicos por su nombre208_n El proyecto “a los chicos por su nombre” busca que en los sistemas de salud se nombre a las personas por su nombre y no por un número de cama, de historia clínica, entre otros y que se le empiece a dar importancia al individuo, generando un contacto más humano. María Valeria Arduini Montenegro pertenece a la biblioteca Del otro lado del árbol y explica que “en Bolívar el trato con pacientes es más cercano y directo, distinto a lo que pasa en Olavarría y La Plata, donde los pacientes son considerados un número”.

La iniciativa surge desde La Plata y en conjunto con las demás bibliotecas (Bolívar y Olavarría) mediante una jornada durante 2015. Luego de juntar firmas, sus integrantes presentaron el proyecto, “en Bolívar tuvimos una reunión con Marcelo Brindesi, de Pediatría en el Hospital, y se pusieron pizarras con marcadores para poner el nombre, con todo lo que eso implica”.

1chicos

Humanizar la medicina

Dar derecho de identidad a los chicos hospitalizados, es uno de los sueños de Paula Kriscautzky, la mamá de Pilar, en cuyo honor se fundó Del Otro Lado del Árbol. Pilar falleció a los cinco años tras permanecer internada en distintos hospitales a causa de una enfermedad. “A la 16, número de cama, entró Pilar, mi pequeña hija, que pasaba por una traumática situación de enfermedad, y que sin dudas esa circunstancia no la definía, ni hablaba de ella. A la cama número 16, entró Pilar, una niña de 5 años, de rulos desparejos que transitaba su jardín de infantes”, relató Kriscautzky a Télam. “A partir de lo que vivimos, empezamos a pensar que no es correcto que la denominación de los nenes internados dependa de las buena voluntad de las personas sino que sea política pública”.

“Las camas de los hospitales no solo deberían llevar un número de mobiliario, sino garantizar el derecho a la identidad con un cartel que anuncie que quien está allí es un niño o una niña que debe ser cuidado y atendido en todo su potencial y universo humano” se manifiesta en la web de la ONG. Con el proyecto “a los chicos por su nombre”, cada persona internada será considerada como tal y el sistema de salud se volverá un poco más humano. Se trata de lograr que la patología o el número de cama no se vuelvan la etiqueta que identifica al niño o niña internado/a sino que además de todo lo que se deja atrás a la hora de acceder a un hospital, la identidad permanezca junto a la persona a través de su nombre. En concreto, el proyecto establece como necesario que las camas tengan el nombre del paciente pediátrico en lugar de un número u otra identificación y destaca al derecho de la identidad como el primer derecho a cumplir en cualquier ámbito.

El 4 de mayo de este año, integrantes de la biblioteca publicaban en su página de Facebook: “¡Estamos felices! El Proyecto de Ley A los chicos por su nombre FUE APROBADO hace minutos en la Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados. Se aprobó sin modificaciones y se acordó su pase a la Comisión de Asuntos Constitucionales para su tratamiento. Seguramente, en poco tiempo tendrá la sanción definitiva y las camas de todos los chicos tendrán su nombre!!!

Un pasito más en éste camino que elegimos transitar”.

 

La biblioteca

chicos por su nombre724_n“La biblio surge con Pilar, su mamá y su papá. Pilar decía cuando estaba internada que sería muy lindo que las enfermeras le leyeran cuentos además de llevarle tanta medicación y demás, y es a partir de esta historia que los padres crean la biblioteca en La Plata que después se expandió a Bolívar, de la mano de Paola Siervo, y luego en Olavarría”, cuenta Arduini.

Hace más de cuatro años, Del otro lado del Árbol funciona en la pulpería del Parque Las Acollaradas dando alegría, contención, educación y amor a los niños y las niñas de Bolívar, “en la biblioteca estamos los domingos, a partir de las 14 hs aproximadamente, y hacemos un primer momento de lectura, proyección de videos y luego una actividad de recreación, manual, plástica y demás. También estamos pensando en retomar talleres de arte, música y otras propuestas”.

Los tres pilares de la biblioteca son Salud, educación y cultura. “En este momento, como somos pocos voluntarios, no tenemos mucha llegada al hospital pero la idea es poder cubrir las visitas a pediatría, a leerles cuentos y hacer actividades”. Se trata de una ONG que se autogestiona, es decir que se sostiene con la voluntad de sus integrantes y el apoyo de la comunidad en general, “tenemos una cantina con la que mantenemos el espacio, la compra de materiales, etc.” Además se realizan reuniones cada quince días para reorganizar las actividades, actualizar a los nuevos voluntarios y proponer nuevas ideas. “Luego de la primera mitad del año haremos visitas a las escuelas con grupos de tres voluntarios destinados a esto, que quizás no pueden venir los domingos, pero si se suman en la semana. Vamos a invitar a conocer esta biblioteca infantil, realmente hay unos libros hermosos para aprovechar, trabajar con la imaginación”.

Otro de los proyectos a futuro es obtener un espacio propio, si bien por el momento funcionan en la pulpería del parque, cedido por el municipio, la biblioteca de Bolívar es la única que no tiene espacio propio e independiente, “la de la Plata por ejemplo, está construida con containers, la idea es poder lograr algo similar para la biblioteca ambulante”, afirma Arduini.

 

Convocatoria

chicos por su nombre4750_n“Somos una organización no gubernamental que a través de la autogestión, y ayudados por la solidaridad de la comunidad, conformamos este homenaje permanente a la infancia” anuncian desde la fan page. Arduini insiste en que “se pueden sumar en cualquier momento, lo mínimo que hagan será súper valioso, queremos conformar equipos de trabajo. La idea es ser muchos voluntarios y turnarnos para que la biblioteca esté abierta todos los domingos” dice sobre la oportunidad que ofrece este lugar para experimentar un voluntariado en Bolívar. Quienes estén interesados/as en sumarse al proyecto pueden escribir a la página en Facebook “Del otro lado del árbol Bolívar” o comunicarse con Paola Siervo o Maria Valeria Arduini Montenegro

Las maneras de colaborar son múltiples, como explicitaron en su página:

– Podes sumarte como voluntario para abrir la biblio los Domingos y en la previa organización de las jornadas! También abrirla otro día que puedas.

– Podes colaborar armando un grupo de visita al hospital; o con la cantina de la biblio, acercando tortas (única manera de recaudación que hoy tiene)

– Podes hacerlo ayudando los días de semana para el mantenimiento y cuidado del espacio.

– Todos los talleres artísticos e ideas llenas de amor son bienvenidas.

– Podes donar material para los talleres que se realizan cada semana.

– Podes acercar libros que son el corazón del espacio.

– Podes ayudar a difundir este proyecto a través de distintos canales y medios de comunicación.

– Podes colaborar a través de un bono contribución mensual (están trabajando en la organización de libros para poder realizar préstamos y establecer el sistema de socios)

¡Entre todos es más lindo y es más simple!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s