Constelaciones familiares

constelaciones familiares3Constelaciones familiares, una ayuda para dejar ir lo que bloquea y avanzar en la vida. Alivio y tranquilidad en una sesión breve. Adriana Carla Gorlero, egresada de Centro Oeste de Constelaciones Sistémicas Buenos Aires se acerca a Bolívar mensualmente para ofrecer sesiones privadas y grupales.

Enfermedades, dificultades laborales, trabas emocionales, adicciones, duelos no resueltos, vínculos indeseables, conflictos de pareja, problemas con hijos, hijas, problemas económicos, ansiedad, ataques de pánico, y muchas más son las opciones de temáticas que se pueden tratar, y resolver, en los talleres.

Las constelaciones familiares implican dejar fluir el amor para que también fluyan algunas cuestiones de la vida real que estacan a la persona, que no permiten vivir como ser humano en toda su potencialidad.

 

Método

1gorleroLas constelaciones conforman un sistema de trabajo que tiene una teoría y una forma de proceder determinado. “A veces alguien con depresión, ataques de pánico u otros no sabe de dónde vienen pueden mirarlo en constelaciones”, Carla utiliza la palabra “mirar” porque en la terapia se trata de representar en un espacio el conflicto y ver qué quiere decir ese conflicto.

Las constelaciones se pueden realizar de manera privada y/o grupal. La privada se hace con la única presencia de la terapeuta y la persona que quiere consultar. En este caso se utilizan elementos para representar una situación, vínculos de la persona, algún hecho en particular, una emoción, entre otras posibilidades.

En los talleres grupales los hechos o situaciones que se quieren ver son representados por personas. “el taller tiene un efecto sanador para todo el grupo, para la persona que viene a constelar su problema, para los representantes y para quienes simplemente están mirando. Hay una energía que te llega y te mueve”, afirma Carla.

 

¿Para qué sirven?

Las constelaciones familiares ayudan a superar muchas cuestiones de la vida cotidiana. Es un sistema terapéutico muy sencillo que trabaja sobre temas sobre todo humanos: la vida, la muerte, la enfermedad, las trabas emocionales, laborales, adicciones, duelos no resueltos, vínculos indeseables, problemas de pareja, problemas con hijos, hijas, entre otros. Las constelaciones sirven para resolver temas que no permiten al ser humano desarrollarse lo mejor posible.

No es necesario acudir al taller por un tema en particular. Si una persona no tiene en claro qué es lo que le está trabando los próximos pasos de su vida pero siente algo similar a ansiedad, angustia, tristeza, y demás puede asistir a la sesión para descubrirlo y solucionarlo.

Puede constelar cualquier persona adulta. Lo distintivo de otras terapias es que quien consulta tiene todo el control sobre la cuestión, la persona decide qué cuenta y qué no. Hay un resguardo muy fuerte de la identidad, además no se necesitan demasiada información sino que con datos puntuales se puede constelar.

 

Lo oculto

9408480e03dde30eea4d3804b1335bf1Algo en común a todas las sesiones o talleres consteladores es la facilidad para mostrar lo oculto. Lo que aparece no es nada más ni nada menos que lo que le pasa a la persona por dentro, “vemos algo que ya estaba pero que no tenía lugar, si alguien se entristece en la sesión significa que ya estaba triste y no se lo permitía, entonces eso sale y alivia”, afirma Carla. Entonces quien constela puede sacar, expresar y ver por ejemplo un gran enojo, tristeza, sensación de impotencia y demás y así darle un sentido. Lo que se devela trae inmediatamente alivio, “en general las personas se van muy tranquilas, también cansadas porque implica un gasto energético pero con bienestar” dice la consteladora. No obstante se necesita un tiempo para que eso develado logre modificar algo de la vida cotidiana, puede darse de manera muy rápida o un poco más lenta, explica Gorlero: “si es algo que vos llevas durante 15 años de tu vida bueno, tal vez necesites un poco más de tiempo para que eso sane”.

 

Constelaciones familiares sistémicas

El nombre de la terapia tiene su propio peso, su sentido más puro. “Nosotros trabajamos con un sistema que es la familia y va mucho más allá de madre y padre. Dentro del sistema están las personas que elegimos, es decir, la pareja, también los hijos pero sobre todo los que llamamos “de atrás”, los ancestros. Abuelos y abuelas, bisabuelos y bisabuelas forman un sistema que ejerce fuerza en nosotros y bien usado eso es una gran potencia hacia la vida”, explica la facilitadora. Entonces en constelaciones familiares se busca que todo lo que la familia vivió sirva para potenciar a la persona, para conectarse vitalmente. “venimos de familias que han pasado por la guerra, que se han desarraigado, de grandes luchas y dolores. Eso no es nuestro, lo podemos revertir y usarlo en nuestro favor porque nuestro sistema ya lo vivió y es una gran experiencia”, el cambio que se propone desde esta disciplina es que aquello doloroso que se lleva como una mochila pesada se pueda transformar en algo positivo.

 

Animarse a constelar

En la sesión se trabaja un conflicto o problema determinado, cuestiones que impiden avanzar. La gama de posibilidades es amplia: vínculo con hijos e hijas, pareja, madre, padre, salud, independencia económica, abundancia, relaciones deseadas, entre otras.

La propuesta es mirar las cosas tal cual fueron, se parte de la base que los hechos pasados no se puede cambiar pero sí se puede modificar la mirada sobre eso. Lo que tiene de novedoso  y esencial esta terapia es el agradecimiento profundo por la vida: “los seres humanos venimos a este mundo a vivir con intensidad, disfrutando. Seguramente van a aparecer etapas difíciles y debemos aprender a transitarlas, atravesarlas y seguir, la vida es puro movimiento”.

Además la consteladora recomienda vivir lo bueno y lo malo con igual intensidad: “los duelos hay que vivirlos tal cual son, porque si se esquiva u oculta alguna tristeza o angustia eso aparece unos años después como síntoma de enfermedad por ejemplo”.

Las constelaciones son una buena opción para personas enfermas, se trata de una alternativa que acompaña al tratamiento médico y de ninguna manera lo cuestiona, “en constelaciones siempre decimos que esto es para calmar lo emocional o el miedo que aparece con la enfermedad, ayudar a enfrentarla con entereza, o sanar, ver qué te muestra para saber qué hacer con eso”. Por último Carla admite que quienes se animan a constelar son personas muy valientes que reconocen la necesidad de ver algo oculto y que tienen el coraje suficiente para sanar aquello que les impide avanzar en la vida.

 

Los talleres que ofrece Gorlero se desarrollan en el espacio El Portal, en Boer 540.

Una respuesta a “Constelaciones familiares

  1. Graciassssssssssssssssss Lara y Marcelo por este vínculo tan nutricio para Bolívar ..esta revista Medicina & Salud !!!! gracias,gracias,gracias !!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s